El tiempo - Tutiempo.net

Egipto anunció el viernes que sus fuerzas navales encontraron restos humanos, materiales y pertenencias de pasajeros flotando en el mar Mediterráneo, lo que da luz verde a las hipótesis de que el avión de EgyptAir que desapareció de los radares la madrugada del jueves pudo haberse estrellado o que explotó con 66 personas a bordo. Nada está confirmado.

El presidente Abdelfatah Al-Sisi ofreció sus condolencias a los familiares de las víctimas, en la primera admisión oficial de Egipto sobre las muertes, queaunque no se conocen la causas reales del incidente del Airbus A320, la hipótesis de un atentado en el vuelo MS804 París-El Cairo sigue en primera línea de las autoridades y de expertos, debido a la ausencia de mensajes de auxilio por parte de la tripulación antes de la repentina caída del aparato, que se aprestaba a iniciar las maniobras de aterrizaje. (Además: Ejército egipcio anunció el hallazgo de restos del avión de EgyptAir)

 

Un dato revelador que se conoció la noche del viernes fueron las alertas que entregó el sistema de comunicaciones aire/tierra denominado Acars tres minutos antes del aterrizaje, donde informa que el vuelo tiene abierta una de las ventanillas de la cabina y sobre la presencia de humo en uno de los baños.


 

“La armada egipcia pudo retirar más restos del avión, algunas de las pertenencias de pasajeros, restos humanos y asientos de la aeronave”, dijo en un comunicado el Ministerio de Aviación Civil en El Cairo.

Las fuerzas navales realizan un operativo de búsqueda en un área a unos 290 kilómetros al norte de la ciudad portuaria de Alejandría, justo al sur de donde se detectó la última señal del avión.


No existen señales todavía del fuselaje de la nave o de la ubicación de la caja negra con las grabaciones de vuelo. Las autoridades esperan que el material recuperado facilite la investigación sobre las causas del siniestro, que se produjo en condiciones meteorológicas favorables y con una tripulación experimentada.

Según recordó la embajada de Francia en Egipto, las cajas negras emiten una señal que permite rescatarlas durante un máximo de cuatro a cinco semanas, por lo que ahora es una carrera contra el tiempo. (En fotos: Las principales tragedias aéreas en los últimos diez años)

El presidente de la empresa EgyptAir, Safwat Moslem, dijo que el radio de la zona de búsqueda es de 64 kilómetros, en medio de un área total de 13.000 kilómetros cuadrados, aunque el alcance podría expandirse de ser necesario.

Un satélite de la Agencia Espacial Europea (ESA) detectó una posible mancha de aceite o de carburante “de unos dos kilómetros” de largo, cerca del lugar donde supuestamente desapareció el aparato.

Por su parte, el primer ministro de Egipto, Sherif Ismail, expresó que es demasiado pronto para descartar cualquier causa en el incidente, aunque el ministro de Aviación manifestó el jueves que era más probable un ataque terrorista que una falla técnica.

Aunque las sospechas apuntaban a militantes islamistas que hicieron estallar un avión mientras sobrevolaba Egipto hace siete meses, ningún grupo se ha adjudicado la responsabilidad más de 36 horas después de la desaparición del vuelo MS804.

Grupos yihadistas han luchado contra el Gobierno egipcio desde que Al Sisi derrocó al presidente islamista en 2013.

En octubre, los extremistas del Estado Islámico se adjudicaron la responsabilidad por hacer estallar un avión de una aerolínea rusa tras despegar desde la península del Sinaí.

Esta catástrofe asesta un golpe letal al turismo, un sector esencial para la economía egipcia, afectada por los ya mencionados atentados yihadistas y las tensiones políticas.

Egipto busca atraer turistas e inversores extranjeros que desertaron del país después del levantamiento popular de la Primavera Árabe de 2011. En 2015, la industria turística facturó 6.100 millones de dólares, un 15 por ciento menos que en 2014, según datos oficiales. La tragedia, además, podría contribuir a desacreditar a Al Sisi, que ha prometido combatir al terrorismo y restablecer la seguridad.

REUTERS Y AFP